Las redes sociales se han vuelto parte fundamental en la vida no nada más de los jóvenes sino de las personas de todas las edades, incluso los adultos se han “clavado” poco a poco con esta innovación.
Lo malo de esta tecnología es cuando las personas, en general los jóvenes son atrapados en este “mundo de fantasía”.

jovenes-celular-min
Depresión, ansiedad, problemas de sueño e inseguridad, son algunos de los problemas que generan las redes sociales a los jóvenes.

Ver modelos en pasarelas, Jr´s gastando su dinero, vivir la vida sin restricciones, violentan las mente de las personas hasta crear un trastorno en la mente.

Instagram es la red social que más causa daño entre los jóvenes, seguido de Snapchat y Facebook.

Pasar más horas de las que se recomienda es síntoma de dependencia que desencadena una falta de sueño, que a la postre resta rendimiento en las actividades cotidianas.

Otros trastornos registrados además de la falta de sueño y el de la de sentirse otra persona, es la de sentir que nos falta algo cuando no estamos conectados a las redes sociales; quedarse sin batería, apagar el ordenador o tabletas y sentir esa ansiedad es el inicio que acabara con un trastorno mental.

conproblemas

Algunos investigadores incluso creen que las luces LED de estos dispositivos interfieren con los mecanismos cerebrales que producen la hormona del sueño.

Según la RSPH, Facebook y YouTube son las redes sociales que más le quitan el sueño a las personas.

La salud mental y el sueño están estrechamente ligados, dormir mal o poco puede causar depresión y problemas físicos como presión alta, diabetes, obesidad, hasta el suicidio.

Por eso, es importante que los adolescentes duerman cada noche entre 1 y 2 horas más que un adulto.

Artículos Relacionados