¿Porqué se contagia el bostezo?

La ciencia sigue sin encontrar una explicación acerca de su origen, pues sólo los humanos y los chimpancés son víctimas de este contagioso fenómeno.

Y aunque existen muchas teorías sobre las causas de éste, ninguna cuenta con respaldo científico definitivo, una de las más sonada es que todo se debe a la empatía, nuestra capacidad para entender y ponernos en el lugar del otro, esta sería la clave para explicar por qué nuestro organismo imita lo que ve en el otro.

También se ha llegado a pensar que la acción de bostezar puede ser un intento del cerebro de obtener más oxígeno.

Este reflejo empieza empieza como a los 4 años de edad, el contagio emocional parece ser el instinto primitivo que nos une, y bostezar puede ser parte de eso.

Según la definición de la Real Academia Española, es “hacer involuntariamente, abriendo mucho la boca, inspiración lenta y profunda y luego espiración, también prolongada y generalmente ruidosa. Es indicio de tedio, debilidad, y más ordinariamente de sueño”.

Los científicos han determinado que la gente bosteza más cuando lo hacen sus seres más queridos, el contagio de los bostezos es mayor en primer lugar con parientes, en segundo lugar con amigos y conocidos y por último en desconocidos.

El bostezo es una forma de solidarizarse con las personas que experimentan una sensación relacionada con el estrés, la ansiedad, el aburrimiento o fatiga.

Artículos Relacionados