Malos modales: edición tatuajes

foto: Tatuadores Colombianos FW

foto: Tatuadores Colombianos FW

“El cliente siempre tiene la razón” puede que sea una frase para el éxito en los negocios, sin embargo existen hábitos en el cliente los cuales suelen ser reprobables y aun así el comerciante es quien debe ser fuerte y asegurar que se cumpla el objetivo de venta, no obstante los tatuadores son también personas, y como tales es importante tratarlos y no ser ese cliente molesto del cual van a tener un recuerdo muy pronunciado.

Un tatuaje no es algo que debe tomarse a la ligera, duran toda la vida y en caso de estar mal hechos, existen colores y formas que son difíciles de reemplazar. Si se busca tapar con uno nuevo, inclusive, removerlo con nuevas tecnologías como en el caso del rayo láser puede llegar a ser más doloroso que al hacerlo.

Cuando una persona opta por tatuarse, a veces es tanta la emoción que no se percata de ciertas actitudes que pueden llegar a hacer la experiencia un poco incómoda para quienes realizan el trabajo.

Si decides tatuarte, toma esto como una guía de que debes y no debes hacer al momento de llevar a cabo.

 

1.- Decide bien el lugar, el momento y el artista

Recuerda que el lugar debe ser limpio, las agujas nuevas al igual que los guantes, y sobre todo que el artista sea reconocido por su trabajo y no por su precio ni por la rapidez con la que trabaja.

Es muy importante que bajo ningún motivo dejes pasar ninguno de estos puntos.

 

2.- Dale tiempo al diseño

El tatuaje quedará toda la vida en tu cuerpo por lo que no solo es importante que tu diseño sea único, sino primordial para evitar futuras sorpresas. Lo recomendable sería que una vez que tengas el dibujo en mente, vayas con el artista a hacerle modificaciones y detalles que puedan hacer el diseño aún más estético.

Evita los tatuajes de moda, recuerda que las modas son pasajeras y puede que en unos años estés completamente arrepentido por que tu tatuaje “ya no se usa”, de la misma forma, evita copiar el diseño de internet, revistas, entre otros medios, uno de los motivos por los que se tatúa la gente es para sentir “autenticidad” y nada tiene de auténtico el copiar diseños.

3.- Evita las compañías numerosas

 

El tatuador es un ser humano, y por muy profesional que sea, puede llegar a ser molesto que vayas acompañado de todo el clan, recuerda que el artista está haciendo todo lo posible por tener su lugar ordenado y limpio para dar buena impresión, además tiene que estar altamente concentrado en el trabajo, por lo que a veces con tanta gente dentro de un espacio pequeño es difícil. “Hay quienes hasta niños llevan”, comentan algunos artistas del tattoo.

5.- No ser el novio celoso

 

Si tu pareja decidió hacerse un trabajo, sobre todo cuando se trata de partes íntimas, recuerda que es muy importante tanto para el tatuador como para el cliente estar completamente cómodos y tener las áreas a tatuar completamente descubiertas y al alcance, pues los tatuajes son heridas que se deben hacer y cuidar una vez hechas, por lo que es importante que la ropa no roce con estas, o que no caiga en ellas algo que pueda infectarlas. Claro que una cosa es que el tatuador busque trabajar cómodamente y otra que se la esté pasando bien leyendo a tu pareja en braille, por lo que si es importante que acompañes a tu novia para darle valor, pero no seas la pareja psicópata que marca su territorio a cada segundo.

6.- No regatees

 

Todo ser humano cobra en la medida de lo que sabe, por lo que es importante que compares los precios con el trabajo que estás por hacerte, si crees que el trabajo no merece un precio tan alto como te indican, tienes el derecho a saber ¿ Qué lo hace tan caro ?, si después de saberlo sigues pensando que es muy elevado su precio, puedes buscar a más artistas que puedan satisfacer tu idea de relación precio/trabajo, pero no insistas a un artista a que baje su precio, menos bajo el argumento “fulanito me lo deja mas barato”.

Es bueno que un cliente denuncie los malos tratos de quienes tienen negocios, pero en caso contrario de ser “un dolor de cabeza” que busca un servicio/producto, debemos ser conscientes de nuestros actos y buscar siempre una atmósfera pacífica, de no ser así, abandonar el lugar o a la persona.


FUENTES

Mango Braham

https://www.facebook.com/Siempre-Fuertes-220246298070339/?pnref=lhc