Una de las razones por las que quieren empujarnos a usar la nube como espacio de almacenamiento digital.

Escribe Hugo.

La Nube…

Un tema que hoy en día tiene dos tipos de seguidores, quienes están a favor y quienes están en contra.

Básicamente consta de un espacio en internet el cual te brindan a cambio de unos dólares dependiendo el tamaño que necesites ampliar tu almacenamiento.

No es que la información quede flotando en internet a merced de quien quiera mal actuar con ella, sino, consta de dispositivos o servidores de almacenamiento físicos los cuales se encuentran en una de las tantas granjas de almacenamiento de las empresas que lo ofrecen.

Quienes se oponen argumentan que no quieren compartir su información y documentos, no quieren tenerlos tan “a la mano” para quienes puedan manipularla a su conveniencia y/o les parece aún descabellado pagar por almacenamiento extra.

Lo cierto es que el tener espacio de almacenamiento extra disponible en internet, permite a los desarrolladores enfocarse en mejorar otros aspectos de los aparatos inteligentes para dar un mejor servicio.

Es decir, el quitar el disco duro de las laptops, celulares y tablets permite disponer de un lugar extenso en el cual poder colocar una batería más grande, con mejor rendimiento y mayor capacidad, o una cámara mucho mejor detallada (por dar algunos ejemplos).

Nada asegura hasta el momento en pleno 2017 que la información guardada en la nube sea plena y completamente privada ni nada te asegura que seguirá siendo así aún y con un ciber ataque terrorista; sin embargo, es un hecho que mientras más pase el tiempo, menor capacidad de almacenamiento por medio de dispositivos físicos habrá en las nuevas computadoras.

cloud computing and iot

Mientras tanto podemos insistir en seguir usando dispositivos portátiles de almacenamiento o ir poco a poco mudando hacia este nuevo sistema de almacenamiento.

 

Artículos Relacionados