¿Tienes chat de grupos en Whatsapp? Es posible que te espíen

Investigadores en Alemania han detectado un hueco en la seguridad de WhatsApp que permite infiltrarse en las conversaciones de grupos, pese a que la aplicación utiliza un sistema de cifrado de extremo a extremo.

¿Cuál es el problema?

Aunque solo el administrador del grupo puede invitar a nuevos miembros, la mensajería no usa para esa invitación ningún mecanismo de autenticación que sus propios servidores no puedan falsificar. Con lo cual el servidor puede, sencillamente, agregar al grupo un nuevo miembro sin interactuar con el administrador, de tal forma que este intruso obtiene pleno acceso a los nuevos mensajes.

WhatsApp confirmó a Wired estos recientes hallazgos, pero afirmó que nadie puede añadir secretamente un nuevo miembro a un grupo, debido a que sus participantes son automáticamente notificados de toda incorporación.

¿Cómo protegerse?

La mejor manera de proteger la privacidad de sus conversaciones es siempre estar atento a quién más está en el grupo. Si ve a un nuevo integrante desconocido, es mejor hablar con los demás miembros del grupo por privado para confirmar la identidad de la nueva persona.
Los administradores pueden acceder a la configuración de ‘Información de grupo’ y expulsar a usuarios específicos del chat.