Foto: Pinterest

Jesse Owens, el atleta que hizo enojar a Hitler

En 1936, Berlín había conseguido ser sede de los Juegos Olímpicos. La organización era casi perfecta, los desfiles estaban cargados de majestuosidad,  las instalaciones eran de lujo, los estadios estaban llenos...