¿Qué vive en nuestra cama?

Foto : Youtube

Foto : Youtube

 

 

Nuestra cama, es ese pequeño refugió en dónde te sumerges en mares de sueños reparadores y fantasiosos, es dónde tu cuerpo convierte el cansancio en energía, es dónde puedes tener momentos  relajantes.

¿Pero, sabes lo que duerme contigo todas las noches? y no, no es un monstruo ni un payaso demoníaco bajo tu cama, sino contaminantes, hongos y bacterias!, que aunque no se ven, están presentes siempre, se impregnan en tu piel, y los respiras.

 

Excremento de ácaros

Los ácaros son los responsables de la alergia al polvo

Los ácaros son los responsables de la alergia al polvo

De acuerdo con la Asociación Estadounidense del Pulmón, cuatro de cada cinco casas en Estados Unidos tiene al menos una cama con ácaros del polvo.

Los ácaros del polvo o ácaros domésticos son componentes de la familia Pyroglyphidae, familiares directos de las arañas y garrapatas.

Se alimentan de escamas de la piel y proliferan en las fibras textiles, sobreviven a la aspiradora, ya que cuentan con uñas como garfios en las patas, con las cuales se “agarran” o se sujetan al material correspondiente.

Una cama puede tener más de 10 millones de ácaros, y por si no es lo suficientemente asqueroso pueden hacer sus necesidades más de 20 veces al día. Son inofensivos aunque su excremento es altamente alergénico.

 

Desechos corporales de tu mascota

Si eres de lo que acostumbra dormir con su mascota o de dejarlo subir a la cama, no importa cuánto ames a tu mascota, podrías ser alérgico a su caspa, su orina o su saliva. Porque todas estas sustancias quedan en tus sábanas y colchón.

 

 

El aseo de almohadas y colchones es muy importante

El aseo de almohadas y colchones es muy importante

 

Hongos

En las camas puede llegar a crearse moho, hongos y bacterias, todos son pequeños contaminantes del diámetro de uno de tus cabellos. Un estudio,  en EUA, analizó 10 almohadas de uso regular y encontró que en  conjunto tenían 47 especies de hongos, todo un jardín botánico!

 

Sudor

En tu cama , pasaras un tercio de tu vida, por lo que casi 98 litros de sudor por año podrían quedar ahí impregnados, sin contar los muchos otros fluidos que pueden quedar en la tu cama .

 


 

Lo recomendable es :  

  • Aspirar tu cama y habitación con regularidad para retirar todo el polvo.
  • No crear ambientes húmedos en tu habitación.
  • Cambiar constantemente sabanas y cubrecamas y lavarlas con agua caliente y cloro.
  • Retira alfombras y trapea el piso.
  • Cambia tu colchón en un determinado tiempo.

 

 


 

 

via GIPHY

 

 

 

 

 

REFERENCIAS:

  • CNN EN ESPAÑOL – http://cnn.it/1bWvO0Q