Que vengan los bomberos, Chile sigue en llamas

Controlan un incendio y se prende otro, pasan las horas, los días y la situación sigue igual. Cifras de la Conaf (Corporación Nacional Forestal) informan que en lo que va de la habitual temporada de incendios forestales ya se ha quemado más territorio que en cualquier otro año: 300 mil hectáreas; 119 incendios: 53 controlados, 65 en combate y 1 extinguido.

Cada temporada de incendios se reporta un promedio de 7 mil hectáreas incendiadas, pero lo de este año ya rebasa lo previsto, es por eso que la presidenta del país andino Michel Bachelet, ha reportado como zona de emergencia al país sudamericano, sobre todo en el centro del país.

Se estima que más de mil 200 socorristas combaten el fuego, en donde destacan la ayuda de países como México, Perú, Colombia, Brasil, Canadá y España.

Hasta el momento autoridades chilenas han reportado 11 muertos, cuatro bomberos y dos policías. También informaron sobre decenas de heridos, casas destruidas y más de 4 mil personas evacuadas.

Esto se debe a las condiciones actuales en Chile, en el centro de Chile ha habido una fuerte sequía durante los últimos 8 años, un fenómeno que convierte a los bosques y pastos en una verdadera gasolinera. A esto, se le suma el “30-30-30”, 30 grados centígrados, menos de 30% de humedad y vientos de 30 kilómetros por hora.

Durante años se ha hablado de la posibilidad de un escenario de incendios de grandes magnitudes como el actual, pero según los críticos las autoridades decidieron no ampliar la infraestructura existente.

Es una tragedia que quizá se pudo prevenir, pero que no creyeron las autoridades que fuera a pasar. Ahora todo depende de factores como el tiempo y la ayuda necesaria para sofocar las llamas que siguen arrasando todo a su paso.

a

Artículos Relacionados