México recibe nueva caravana migrante con los brazos abiertos

Ante la llegada de la nueva caravana migratoria, el gobierno mexicano puso en marcha el Plan de Atención Caravana Migrante, para asegurar un ingreso legal al país que garantice un respeto a los derechos humanos de los centroamericanos.

Hasta el momento más de mil 500 migrantes han solicitado la “tarjeta de visitantes por razones humanitarias” que ofreció el gobierno, informó la directora general de Control y Verificación del Instituto Nacional de Migración.

La primera etapa del proceso para los solicitantes que hayan cumplido con los requisitos consiste en otorgarles una pulcera con su nombre, nacionalidad, sexo y edad.

Este brazalete deberá ser portado por los migrantes en lo que se realiza el trámite de tarjeta de visitante, en un lapso de cinco días, con la cual podrán desempeñar un trabajo en México, además de transitar por territorio nacional durante un año con opción de renovación.

El proceso de recepción de migrantes consta de atención médica inmediata, alimentación, hidratación e información al momento de su ingreso.

“El gobierno ha decidido otorgarles una tarjeta de visitantes por razones humanitarias a todas las personas que ingresen de manera ordenada y siguiendo las instrucciones”, informó un agente a los extranjeros antes de ingresar al país por el puente fronterizo.

Además la directora del INM informó que aún hay migrantes cruzando la frontera y que se espera la llegada de otros más que vienen cruzando territorio guatemalteco.

Los migrantes podrán elegir entre permanecer en un albergue temporal hasta recibir su tarjeta de visitante o regresar a Guatemala y volver a México a recibir el documento cuando esté listo.

Sin embargo, no todos los migrantes han respetado estas medidas, pues algunos grupos ingresaron ilegalmente durante las primeras horas de este viernes, por lo que no usan los brazaletes otorgados por el gobierno federal.