¿Sabías que hay más de 30 millones de muertos en Facebook?

En el 2017, 13 años después de su creación, se estimaba que había más de 30 millones de perfiles de usuarios difuntos en Facebook y ese número aumenta cada día por más de 8 mil usuarios.

Pero, ¿qué le pasa a tu perfil de Facebook cuando te mueres?

¿Y cuánto tiempo tardaremos en que haya más fantasmas en Facebook que personas vivas?

Cuando alguien muere sus seres queridos tienen tres opciones:

  1. Cerrar completamente la cuenta del usuario.
  2. Dejar su perfil cómo está.
  3. Conmemorar el perfil.

Sin embargo, la primera opción cada vez se muestra como la menos popular.

A diario pasamos horas interactuando, socializando y viviendo nuestras vidas a través de las redes sociales tanto que hasta pensar en cerrar tu propio perfil de Facebook no sólo duele, pero es una inconveniencia: ¿cómo verías qué pasa en la vida de tus amigos o compartirás con ellos cosas entretenidas o información relevante?

Cuando pensamos en cerrar el Facebook de alguien que acaba de morir le agregamos un sentimiento abrumador de finalidad, no sólo no veremos a esta persona en nuestra vida diaria, tampoco podremos ver las fotos que compartieron o encontrar los memes que los hacían reír.

Por eso tenemos opción número 2) Dejar el perfil de esta persona tal cual cómo esta y 3) Conmemorar el perfil.

En ambas opciones el perfil de la persona se queda arriba y es visible a sus amigos, inclusive se puede seguir compartiendo cosas con el perfil como lo compartirías con cualquier amigo.

Afortunadamente, con la tercera opción ayudamos un poco a aquellas personas que siempre son las últimas en enterarse de las noticias recientes.

Hay ciertas cosas que pasan con un perfil conmemorado para ayudarnos a lidiar con la muerte da alguien: la palabra “Recordando” aparece al lado del nombre de la persona difunta, perfiles conmemorados no aparecen en áreas públicas como “Personas que quizá conozcas” o recordatorios de cumpleaños y nadie puede acceder a la cuenta o hacerle modificaciones.

¿De qué manera las redes sociales han cambiado la manera en que percibimos la muerte?

¿El dejar el perfil de Facebook de alguien difunto abierto, ha hecho que la manera que manejamos nuestro duelo sea diferente a nuestros antepasados?