María Sabina, el chamán más alucinado de México

Fue una curandera y chamán de la etnia indígena mazateca del estado de Oaxaca en México.

Luego de que sus conocimientos tradicionales sobre el uso ceremonial y curativo de los hongos alucinógenos, que ella llamaba “niños santos” los cuales crecen en Oaxaca, María Sabina fue convertida en una celebridad nacional e internacional, sobre todo entre las personas que pugnan por el uso legal y abierto de sustancias psicoactivas.

Experiencia con hongos

maria-sabina-altar

El primer ritual con hongos fue entre los cinco y siete años durante una ceremonia celebrada en su casa para tratar de sanar a uno de sus tíos. Como resultado de este acontecimiento, mientras estaba en el cerro cuidando a los animales de sus abuelos ella encontró algunos hongos similares a los que había visto durante la ceremonia, por lo cual ella decidió consumirlos junto con su hermana, teniendo así su primera experiencia extática.

Posteriormente, lo más acertado que Sabina logró predecir fue la muerte de un ex-alcalde de huautla llamado Erasto Pineda, muerto de un tiro por la espalda, lo cual demostró la posibilidad de que ingerir los hongos facilitaba la aparición de fenómenos paranormales como la clarividencia.

Gordon Wasson

En 1952, el banquero y micólogo amateur estadounidense Robert Gordon Wasson encontró un recorte de prensa de un reportaje en el periódico Ciba en Nueva York sobre el uso de unos hongos en México. Esto interesó a Wasson, quien realizaba estudios sobre el uso de los hongos en diferentes culturas desde 1927.6

En 1955, en compañía de su esposa Valentina Pavlovna realizó un viaje a la sierra Mazateca donde, luego de varias negociaciones, es recibido por

María Sabina quien realiza con ellos una vigilia nocturna, enseñándoles parte del uso y proporcionándoles muestras de los hongos.

Al inicio de la década de los sesenta los hongos se habían convertido en una droga narcótica, lo que le causó una persecución policíaca. Por último ella decía que la fuerza de los “niños santos” había disminuido ya que se les había tomado literalmente como un juego y ella sería la que pagaría, pues ella se quedó con todas las enfermedades que curó y fue el costo por su don.

María Sabina murió en 1985 en una condición económica de pobreza, ya que no tenía ningún sistema de cobro establecido por sus servicios. Solo recibía de sus pacientes lo que estos querían darle.

María Sabina dejó a su nieto Filogonio como su sucesor.

Famosos

Personalidades de la música, el cine, las letras y el periodismo acudieron a María Sabina para celebrar ceremonias bajo su guía; entre ellos Aldous Huxley, Walt Disney, The Beatles, Bob Dylan y Rolling Stones.