Manuel Barreiro pasó de ser mesero a millonario

El empresario Manuel Barreiro acusado de lavado de dinero junto con el candidato del Frente, Ricardo Anaya tuvo una transformación de mesero a millonario en 25 años.

Barreiro no siempre gozó de fortuna y se le recuerda atendiendo las mesas de un tradicional restaurante en Querétaro, cuya sencilla especialidad son: las milanesas y la sopa de fideo.

Según testimonios, en las fiestas de alta sociedad a las que asistía junto con su esposa Ana Paula Ugalde Herrera “usaba relojes carísimos” y llegaba con mucha servidumbre, “hasta tres niñeras traía”, según fuentes locales.

“Diario de Querétaro” entrevistó al dueño del restaurante donde trabajó Barreiro y confirmó que el ahora acusado de lavado de dinero si trabajo en su establecimiento; quién en 15 años amasó una fortuna.

La suerte de Barreiro cambió cuando conoció al empresario Joey Olescowsky, quien lo puso al frente del Parque Industrial Querétaro financiado por el fondo de inversiones Hines; en donde salió en 2007, en ese mismo año Barreiro funda Aston Capital Partners, empresa para la que copia el modelo del fondo de inversiones Hines y en la cual inyecta capitales provenientes de Canadá, pero también de sus rutilantes amistades de Querétaro.

Bajo esa marca es que construye diversas plazas comerciales y parques industriales de mediana longitud en Querétaro.

Siendo dueño de Aston Capital Partners es que Manuel Barreiro Castañeda logra dar un golpe decisivo y definitivo para el éxito de su carrera empresarial, en ese negocio inmobiliario, favorecido por el gobierno panista de Garrido Patrón, es el que hasta la fecha es considerado como lo que “catapultó” la fortuna de Barreiro y sus posteriores empresas.

Tras las revelaciones de una supuesta triangulación de recursos por parte de dos denunciantes, entre ellos el abogado Daniel Rodríguez Velasco, también ex alumno del San Javier y socio comercial de Barreiro Castañeda desde 2012, Ricardo Anaya Cortés admitió conocer, más no ser “amigo” de Manuel Barreiro Castañeda, además de negar haber hecho tratos de compraventa con este empresario.