Las Tasas de Suicidios han incrementado más de 60% desde 1950.

Foto: iStock

Foto: iStock

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el suicidio como un acto deliberadamente iniciado y realizado por una persona en pleno conocimiento o expectativa de su desenlace fatal. En los últimos 50 años, muchos países han despenalizado el suicidio, facilitando a aquellos que necesiten ayuda el apoyo necesario. Sin embargo, desde 1950 las tasas de suicidio mundial han incrementado por más de 60%, especialmente en países en vías de desarrollo.

A nivel mundial, más de 800 mil personas mueren por suicidio, pero alrededor de 20,000,000 de intentos de suicidio pues la OMS estima que de cada 20 intentos de suicidio, sólo 1 lo logra. Los suicidios son el 50% de todas muertes violentas de hombres y 71% de las muertes violentas de mujeres.

Los hechos de suicidios en México:

  • En el 2013 México registró casi 6000 suicidios
  • Es la causa #14 de muerte en México.
  • El 40.8% de los suicidios ocurren en jóvenes de 15 a 29 años.
  • Los hombres cuentan por 81.7% de las muertes por suicidio.
  • 74% Dentro de una vivienda particular.

El identificar a alguien con pensamientos de suicidio no es fácil; las personas tienden a callar sus pensamientos de suicidio. Una de las señales más grandes de que alguien pueda intentar suicidarse, es que ya lo haya hecho anteriormente. La depresión es una de las enfermedades mentales que está más asociada con pensamientos de suicidio, pero no necesariamente lleva a tomar esas acciones. Los desórdenes como la ansiedad, control de impulsividad, y de adicción tienden a tener mayor relación con alguien intentando quitarse su vida. Otros factores personales que pueden ser señal de que alguien esté en peligro de intentar suicidarse, son; pérdidas financieras, dolor crónico y una historia familiar de suicidio. Los factores relacionados con la comunidad y las relaciones que tiene con otras personas son; guerra, desastres, discriminación, aislamiento, abuso, violencia y relaciones conflictivas.

La OMS menciona que la tasa de suicidio puede ser reducida facilitando y mejorando tratamientos de prevención adecuado de la depresión y abuso de alcohol y otras sustancias. A nivel de la sociedad, uno de los puntos importantes es eliminar el estigma en contra de la gente que trata de buscar ayuda para superar sus pensamientos de suicidio, desórdenes mentales y abuso de sustancias problemáticas; el fomentar relaciones personales fuertes con otras personas es uno de los factores que más ayuda a personas que piensen suicidarse.


 

Referencia:

World Health Organisation, Preventing suicide – A global imperative, 2014

Artículos Relacionados