Hace 100 años se descubrieron unas momias en el país de Chile, que tienen más de 7,000 años de antigüedad.

¡2,000 años más antiguas que las de Egipto y se les conoce como las momias de Chinchorro!

Son las momias más antiguas del mundo y están comenzando a desaparecer debido al cambio climático. La piel de alrededor de unas doce momias se ha comenzado a descomponer en una extraña y misteriosa sustancia negra, según publicó Los Angeles Time.

Foto: Reuters

Foto: Reuters

Expertos aseguran que el aumento de la humedad en el norte de Chile en los últimos 10 años está provocando que distintos tipos de bacterias se alimenten de la piel de las momias y se conviertan en una extraña sustancia negra y gelatinosa.

Esto ha alarmado a los investigadores chilenos que le han pedido a la UNESCO se reconozcan como Patrimonio de la Humanidad y poder salvar, al menos, la mitad de las 300 momias.

Artículos Relacionados