Estas son las ciudades que odian más a los turistas

La afluencia masiva de turistas es el motivo principal por lo que ciertas ciudades ya no quieren a más turistas.

Muchos personas temen que su barrio de toda la vida se convierta en un escaparate de chanclas, guías y mapas.

Praga

Praga está entre las ciudades más visitadas del continente europeo, dándole la bienvenida a 5 millones de turistas en 2016.

La cultura de cerveza de la ciudad hace de esta uno de los destinos más populares para fiestas de solteros.

El problema es ese que las autoridades han contratado a un equipo “anticonflicto” para pedir que los turistas respeten el horario de silencia que inicia a las 10 pm.

Dubrovnik

Dubrovnik3-830x580

Esta ciudad situada en Croacia vio un aumento anual del 10% en 2016, gracias a a la serie Game of Throne.

Recientemente, siete cruceros con una capacidad total de cerca de 9 mil pasajeros llegó a Dubrovnik en un solo día, que llevó a la ciudad a emitir una advertencia de congestión peatonal para los habitantes locales.

Otros 25 mil visitantes estaban ya visitando la ciudad o en sus alrededores.
Las autoridades locales buscan cortar el número de cruceros en un intento de cortar el flujo de visitantes.

Barcelona

Barcelona le dio la bienvenida a 8 millones de turistas en 2016, situación que causó que los manifestantes levantarán protestas.

El consejo de la ciudad ha aprobado nuevas regulaciones para frenar la construcción de hoteles. Las autoridades han decidido destinar los ingresos de un impuesto turístico a los servicios de los ciudadanos.

Ámsterdam

amsterdam-1

La capital holandesa es otra de las ciudades agobiada por el turismo, 17 millones de turistas visitaron en 2016 y estiman que para el 2025 lleguen a 30 millones.

Por tal motivo la autoridades han expresado que ya no gastarán en promocionar el turismo, debido a que ya no quieren turistas.

Arlington

En 2015 la agencia de viajes Stratos Jets hizo una encuesta en redes sociales y la ciudad menos amistosa con los turistas resulto ser Arlington la número uno.

Ya lo sabes estas ciudades son las primeras en decir ¡No! a los turistas, si planeas viajar ya sabes a dónde no ir.