Entérate los efectos dañinos que el alcohol provoca en la piel

Una gran noche de fiesta nos puede dejar muchos estragos negativos, dolor de cabeza, sueño, sed y dolor de cuerpo, sin embargo también llega a afectar otros aspectos estéticos que no parecen ser tan evidentes.

El alcohol en exceso repercute en la vitamina A que se almacena en nuestro cutis, hace que se pierda flexibilidad, aumenta la aparición de arrugas y líneas de expresión y genera una mayor cantidad de piel muerta.

El alcohol destilado como el whisky, el tequila, el ron y el vodka deshidrata el organismo, esto se debe a sus componentes que tienen un efecto directo sobre la hormona antidiurética que es la responsable de la hidratación.

La carencia de Vitamina A también se puede ver reflejada en la sonrisa, sin ella los dientes y los tejidos blandos y óseos se desgastan.

Al provocar  la retención de líquidos en el cuerpo y la dilatación de los vasos sanguíneos, el consumo del alcohol también se ve relacionado con la temprana aparición de celulitis y varices.

Consumir grandes cantidades de alcohol provoca un desbalance en el nivel de azúcar lo que provoca la aparición de acné o lo empeora considerablemente, agrava los brotes de rosácea y psoriasis, debilita el cabello y provoca su caída.