¿Chocolate, cerveza y coco buenos para el ejercicio?

La estricta alimentación a la hora de hacer ejercicio es muy importante para podernos ver bien y poder lucir esos cuadritos que tanto trabajo nos cuesta a la hora del gym.

El 70% recae en la alimentación y un 30% en el gym. Pollo, pescado, arroz, vitaminas y minerales, así como una buena hidratación es lo que se recomienda por los expertos para poder tener un “cuerpo de playa”.

La sorpresa es que caer en la tentación no resulta malo para el cuerpo y hasta puede ser beneficiosos si queremos hacer ejericio.

Chocolate

El chocolate es la variante en donde se junta toda la grasa del cacao y se añade mucha azúcar. Pero si es un cacao que es desgrasado y sin azúcar es buenísimo, incluso como snack para ir al gym.
Además tiene un efecto relajante y ansiolítico dada su composición nutricional. Por eso es que en ejercicios físicos o en deportes que requieran de mucha concentración es ideal.

Cerveza

La cerveza aporta una gran cantidad de aminoácidos, carbohidratos que no son de absorción rápida, ya que esta elaborada a partir de cereales. Te aporta un montón de vitaminas, sobre todo del grupo B, y es muy hidratante.
La dosis recomendada es una vaso, como mucho un tercio, pero es importante recordar y ser consciente en todo momento de que cualquier exceso es malo.

Sandía

La es 90% es agua y el resto azúcar, además de contener poco contenido calórico, unos 100 gramos aporta unas 28 kilocalorías. Esto se traduce en términos del ejercicio que el cuerpo recibe una inyección de energía importante.

El problema es que un exceso de fructuosa, si no lo vas a quemar enseguida, se transforma en grasa. La sandía también tiene mucha vitamina C y vitaminas del grupo B, sobre todo la B9, que son imprescindibles para la recuperación muscular.

Aceite de coco

El aceite de coco es un producto de moda dentro de los gimnasios, debido a que es rico en ácidos grasos de cadena media, que está demostrado científicamente que proporcionan muchísima energía.
El aceite de coco se puede utilizar para cocinar o de acompañante en una ensalada, aunque también hay variantes en el mercado como bebida.

Si bien estos productos son buenos para el ejercicio, no hay que abusar.