Escribe Hugo.

El fin del mundo es un tema que se ha tratado en libros, películas, canciones y que provoca cierta incomodidad en las personas al momento de pensarlo como una posibilidad, sin embargo, existen personas quienes buscan la manera de sobrevivir y salir adelante en caso de que eso suceda.

 

Algunas personas fabrican refugios en sus casas con todo lo básico para subsistir por un tiempo.

En Noruega, existe algo parecido solo que a un nivel gigantesco, y resguarda semillas.

La “bóveda del fin del mundo” se encuentra en el archipiélago de Svalbard, en Noruega, y es capaz de resistir toda clase de desastres naturales como terremotos, erupciones volcánicas, bajas temperaturas extremas, así como desastres provocadas por el hombre como explosiones nucleares.

spritsbergen-svalbard-1

Un coloso que pretende albergar semillas de todas las plantas del mundo, con una capacidad de más de Dos mil millones de semillas, 4 millones y medio de distintos cultivos, 500 semillas por variedad.

Una construcción hecha con la más alta tecnología para albergar las semillas en las condiciones en que lo requieran y cada país que envía semillas tiene absoluto control sobre el.

Éste banco mundial de semillas garantiza la vida tanto de las semillas como de algunas despensas que sirven de protección a futuras generaciones ante un cambio climático o cualquier